El compromiso y la búsqueda por innovación son el centro de marcos importantes en el historial de Eurofarma, como el lanzamiento del primer producto genérico de uso oncológico en Brasil, a principio de los años 2000 y, poco tiempo después, de genéricos contraceptivos orales e inyectables, adelante de la competencia El 2015, la empresa desarrolló y obtuvo el registro del primer medicamento biosimilar de América Latina, Fiprima® (filgrastim), con inicio de la comercialización el 2016. En todo el mundo existen solamente 20 biosimilares, siendo 19 en Europa y 1 en Estados Unidos.

Toda la tecnología aplicada al producto se desarrolló internamente, un hito para la industria farmacéutica nacional.

Eurofarma invirtió más de R$ 25 millones en el desarrollo de Fiprima®, medicamento biotecnológico utilizado para inducir el aumento de células de defensa del organismo en portadores de algunos tipos de cáncer, como mama y leucemia, evitando el surgimiento de enfermedades infecciosas oportunistas. Eurofarma trata de fortalecer las bases para seguir el pionerismo y la empresa tiene clara su meta: tener su primera molécula nueva el 2025. Para ayudar en ese camino creó, el 2015, el Núcleo de Innovación Radical, con la contratación de renombrados científicos.

El 2015 la empresa invirtió el 5,3% del ingreso neto de sus ventas en Investigación y Desarrollo, totalizando R$ 132 millones. Actualmente, la compañía tiene aproximadamente 150 productos en pipeline, entre copias, innovación incremental y radical. Eurofarma es la farmacéutica con el mayor número de registros en Anvisa (29 solamente el 2015) y con el más bajo índice de denegaciones. Autoridades sanitarias de 17 países recibieron 331 pedidos de registros de medicamentos el 2015, con 153 aprobaciones en el periodo.