Instituida hace más de seis años, la Política Corporativa para Consumo de Combustibles Eurofarma establece la proporción del 75% de etanol y el 25% de gasolina para abastecimiento de los vehículos de su flota. El objetivo es reducir la cantidad de emisión de CO2 (principal causador del efecto invernadero) y costos. Entre el 2009 y el 2015, la medida permitió una reducción del 54% en la emisión de CO2 de la flota.

Eurofarma es una de las únicas farmacéuticas de Brasil que ha desarrollado un inventario sobre las emisiones de gases de efecto invernadero en el área industrial. Este es un paso fundamental para que la empresa desarrolle y mejore políticas internas para reducción de los contaminantes globales, además de buscar proyectos de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). El estudio se realiza según la metodología GHG Protocol.

 

Inventario de emisiones GEE – Fuerza de Ventas

A fin de reducir la cantidad de emisión de CO2 (principal causador del efecto invernadero) y disminuir costos, Eurofarma sigue con su Política Corporativa para Consumo de Combustibles, instituida hace seis años, que establece la proporción del 75 % de etanol y el 25 % de gasolina para el abastecimiento de los autos de su flota. Por ser una de las principales flotistas del País, la emisión indirecta – no relacionada a las actividades industriales de la empresa – son significativas. La medida posibilitó una reducción del 45 % en la emisión de CO2 de la flota en el período de 2009 a 2015.
En 2015, la escasez en el abastecimiento de etanol para proveer algunas regiones del País ocasionó por primera vez el incumplimiento de la meta establecida. Esta fue la primera vez a lo largo de los seis años desde la implantación de la Política que no nos enfrentamos con este escenario y buscaremos alternativas para que la situación se restablezca en 2016.

 

Inventario de emisiones GEE – Área Industrial

Eurofarma es una de las pocas farmacéuticas en el País a desarrollar inventario sobre las emisiones de gases de efecto invernadero en el área industrial. Este es el primer paso para que la empresa pueda trazar políticas internas para la reducción de los contaminantes globales y buscar proyectos de Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL). El estudio es realizado conforme la metodología del GHG Protocol.