Enfermedades respiratorias son cada vez más comunes a causa de factores como polvillo, infecciones, alergias y también por factores genéticos. Hoy, las llamadas «enfermedades respiratorias crónicas» (o ERC), engloban asma, rinitis alérgica y enfermedad pulmonar obstructiva, representando uno de los mayores problemas de salud a nivel mundial.

El asma alcanza cerca de 300 millones de personas en todo el mundo, y Brasil está en 8º lugar en el ranking, siendo más común en niños

Los datos sobre Enfermedades Pulmonares Obstructivas Crónicas (EPOC, que representa la bronquitis crónica y enfisema pulmonar) muestran cerca de 7,5 millones de personas con la enfermedad en el país, y que la prevalencia aumenta con el avance de la edad.

De acuerdo con el DATASUS, el número de internaciones en hospitales por causas de enfermedades respiratorias es de cerca de 120.000 por año, solo en Brasil.

Muchas personas confunden asma y bronquitis, y a pesar de que ambas atacan el pulmón, hay algunas diferencias entre ellas. Conozca:

Asma

Causada por la inflamación de las vías aéreas y los síntomas son:

  • Falta de aire o dificultad para respirar;
  • Sensación de opresión en el pecho o pecho pesado;
  • Sibilancias en el pecho;
  • Tos.

Los síntomas varían a lo largo del día, pudiendo aparecer en la parte de la mañana, tarde o noche, o incluso durante actividades físicas.

La causa aún no es totalmente conocida, pero se cree que es un conjunto de factores que varían desde genéticos hasta ambientales. Existen algunos agentes que pueden desencadenar la crisis asmática:

  • Ácaros;
  • Hongos;
  • Polen;
  • Mascotas;
  • Heces de cucaracha;
  • Infecciones virales;
  • Humo de cigarrillo;
  • Contaminación ambiental;
  • Exposición al aire frío.

La enfermedad no tiene cura, pero existen tratamientos que ayudan a su control: medicamentos que pueden evitar crisis o fármacos que alivian los síntomas de la crisis. Cada paciente tiene una historia clínica diferente, y por este motivo, es necesario el acompañamiento médico a cada uno de ellos.

Bronquitis

La bronquitis es una EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica), enfermedad que dificulta el paso del aire por los pulmones, causando pérdida progresiva de la función pulmonar. Los síntomas más comunes son:

  • Falta de aire cuando hay esfuerzo;
  • Tos;
  • Expectoración;
  • Cansancio.

Normalmente, ataca a fumadores, y por este motivo, la mejor prevención es evitar el tabaquismo – que representa 80 % de los casos de EPOC.

Algunos factores pueden estimular la aparición de sus síntomas:

  • Exposición a la contaminación;
  • Exposición al tabaco;
  • Descompensación de otras enfermedades (como cardiovasculares y tromboecólicas).

El tratamiento tiene como objetivo controlar los síntomas, reducir el impacto en lo cotidiano, prevenir el empeoramiento y retardar su progreso (5). De todas formas, solo el médico podrá recomendar el mejor tratamiento para cada caso.